lunes, 15 de septiembre de 2008

¿y dónde están las normales?



He dicho en reiteradas ocasiones que hay dos grupos de profesores en educación básica: los normales y los anormales.
En cualquier sistema nos (Dilthey) preocuparían los anormales. Sin embargo, como se han presentado las cosas nos ocupan los normales.
Ahora se dice que poco se ha hecho en cuestión. No obstante quienes han estado dentro de una normal sabemos que las cosas no son nada sencillas para salirse de la cátedra y promover otro tipo de actividades académicas; es decir, que los profesores de las normales tengan presencia en eventos educativos, ya sea en universidades o instituciones superiores; ya que los profesores y alumnos normalistas brillan por su ausencia; de hecho en la UPN no hay presencia normalista en eventos académicos, salvo como estudiantes (de un diplomado o especialización) o como participantes, pocas veces como ponentes, ¿acaso no tienen nada que aportar? A principios de este año, en el evento de Gardner, me encontré con una profesora de la Benemérita Escuela Nacional de Maestros (BENM), donde le cuestionaba su presencia y la de otros profesores en otros eventos, a lo cual con tristeza me respondía que era difícil salir de la escuela; ya que los permisos son nulos y están sujetos en ocasiones por su sindicato.
La educación normal tuvo su última reforma a finales de los noventa; en la licenciatura en primaria se dejó atrás el modelo de la investigación-acción, porque lo que se buscaba no eran maestros que investigaran sino que enseñaran (curiosamente con las acciones impulsadas por la SEP exigen un espíritu investigador a los profesores: elbaoración de un proyecto escolar, de un diagnóstico, realizar adecuaciones curriculares, fomentar la participación con padres de familia, entre otras).
Según la maestra Gordillo, se pide que las carreras se cambien por otras profesiones, (aunque ya salió que, "lo que dijo no era lo que dijo").
En realidad hay muchos factores que están inmersos en el funcionamiento de las normales públicas; por lo que será necesario realizar reformas, no solo curriculares, sino de transfondo, algo que en alguna vez se mencionó: una verdadera transfromación normalista. En el caso de la Benemérita Escuela Nacional de Maestros (DF), resultó una de las mejores evaluadas en el examen nacional de oposición para maestros de educación básica, pero, qué le falta para tener presencia...

No hay comentarios.:

El futuro de la educación

Sociedad del conocimiento

Una escuela en la nube. Sugata Mitra

Fullan

José Antonio Fernández Bravo

Bernie Dodge

¿Cómo lograr que sus alumnos recuerden?

Más inteligente que la empresa para la que trabajas

Emilio Tenti Fanfani

Tecnología

El valor de educar

Diez años

Diez años

Clase a la inversa

Conectivismo. Conferencia

La gestión educativa para el siglo XXI

Isac Asimov. La tecnología en la escuela.

La práctica docente como profesión

Santos Guerra. Tiempos revueltos

Andrés Oppenheimer. Conferencia Educación

Juan Ignacio Pozo

Jean Piaget

Conferencia Juan Delval. Retos de la educación democrática para el siglo XXI

Del curriculum al aula. Orientaciones y sugerencias para aplicar la RIEB

Educación y Fernando Savater

8 ideas clave Calidad de la práctica educativa

Ser maestro de educación básica. Dr. Díaz Barriga

Educación Básica

Web 2.0

Francesco Tonucci. ¿Cómo puede ser la escuela para el mañana?

Juan carlos Tedesco

Transformar la práctica educativa

Edgar Morín

Alvin Toffler y la educación

Martín Barbero

El desarrollo profesional de los docentes en la era internet

César Coll y TICS

Perkins, David. ¿Qué cosas valen la pena enseñar y aprender hoy?

Paradigma del sistema educativo. Sir Ken Robinson

Las escuelas matan la creatividad

Constructivismo Pedagógico

Desde el 16 12 09

free counters
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.