lunes, 8 de febrero de 2010

¡Vamos por los 600!


Ya en alguna ocasión Joaquín Brunner visualizaba que América Latina iba a estar sujeta a evaluaciones para poder acceder a su desarrollo, vía UNESCO, OCDE o BID. No estaba nada equivocado. Existen, desde entonces con mayor énfasis, tanto evaluciones externas e internas, en cada país de la región: PISA, el más mencionado.

En México, en la educación básica, (y recientemente media superior) se realiza la prueba ENLACE. Los resultados han servido para impulsar o desarrollar estrategias para mejorar las escuelas con baja puntuación. De ellos se llevan a cabo programas como el de acompañamiento (donde un director de una escuela con alto puntaje "orienta", junto con una autoridad inmediata, a otro director de bajo puntaje) o el de pares (en donde se juntan dos directores con alto puntaje); todos ellos cargados de buenas intenciones pero que, desafortunadamente, a decir de los propios directores, sólo queda en eso, buena intención.
En el Distrito Federal (centro de México), no le fue bien en los resultados, de hecho fueron pocas las escuelas que alcanzaron los 600 puntos...

Así que sí se trata de puntos, se emprendió una acción denominada "Vamos por los 600", y no hay nada mejor que si se falla en las pruebas, enfrentarlos con otras pruebas (sic).
Resulta que para mejorar el puntaje en el examen ENLACE, las escuelas públicas realizarán DOS PRUEBAS PREVIAS (tipo ENLACE) "para ensayar".
Ante ello, los docentes harán lo propio, como en algún momento lo señaló otro especialista Ángel Díaz Barriga: pondrán a los alumnos a ejercitar el llenado de ovalitos para que toda respuesta quede registrada -algún docente propuso que debe ser una práctica necesaria desde primer año-. Incluso un profesor dice que hará "la prueba de la prueba de la prueba para la prueba"...

Así, nuestra nueva escuela se caracteriza por números y no por aprendizajes. ¿Estamos hacia la escuela de las sociedades del conocimiento?

1 comentario:

Belinda dijo...

Muy atinado su comentario Profr. Rubén, al parecer las iniciativas en educación responden más a intereses que den respuesta a demandas políticas y de cubrir estadisticas que a centrarnos en los procesos de aprendizaje y el que debemos considerar a este tipo de exemenes como un punto de partida, no como un punto final,por otro lado el enfoque que se debe dar al proceso de evaluación mas formativa, usando rúbricas, evidencias etc. en fin mucho camino por andar nos queda en este tema. Saludos. Profra. Belinda

Sociedad del conocimiento

Una escuela en la nube. Sugata Mitra

Fullan

José Antonio Fernández Bravo

Bernie Dodge

¿Cómo lograr que sus alumnos recuerden?

Más inteligente que la empresa para la que trabajas

Emilio Tenti Fanfani

Tecnología

El valor de educar

Diez años

Diez años

Clase a la inversa

Conectivismo. Conferencia

La gestión educativa para el siglo XXI

Isac Asimov. La tecnología en la escuela.

La práctica docente como profesión

Santos Guerra. Tiempos revueltos

Andrés Oppenheimer. Conferencia Educación

Juan Ignacio Pozo

Jean Piaget

Conferencia Juan Delval. Retos de la educación democrática para el siglo XXI

Del curriculum al aula. Orientaciones y sugerencias para aplicar la RIEB

Educación y Fernando Savater

8 ideas clave Calidad de la práctica educativa

Ser maestro de educación básica. Dr. Díaz Barriga

Educación Básica

Web 2.0

Francesco Tonucci. ¿Cómo puede ser la escuela para el mañana?

Juan carlos Tedesco

Transformar la práctica educativa

Edgar Morín

Alvin Toffler y la educación

Martín Barbero

El desarrollo profesional de los docentes en la era internet

César Coll y TICS

Perkins, David. ¿Qué cosas valen la pena enseñar y aprender hoy?

Paradigma del sistema educativo. Sir Ken Robinson

Las escuelas matan la creatividad

Constructivismo Pedagógico

Desde el 16 12 09

free counters
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.